El sueño que antecede al sueño

Hoy me siento poeta… Pero hace cuánto tiempo que las rasgaduras del corazón no me dejan ni siquiera escurrir el lápiz sobre el papel.
La sangre no es suficientemente traidora como para hacerme cerrar los ojos y olvidar todo y recordar nada.
Cuantos trazos de sobros breves de realidad cruzan mi mente para interrumpir esta musa que llega a mala hora, mientras cálculo cuantos son los que están fuera del disfrute de las riquezas sociales.
Que inoportuno el momento que en se enciende ese deseo de convertirme de repente en una mujer sin ser una aspiración a revolución.
Como fue que cerré de repente las puertas para intentar sentir, bajo el alegato de que el tiempo se pierde y el sufrimiento crece… crece más cada día.
Como fue que me hice responsable de una realidad tan fuerte que te tira paños en los vidrios del carro y come basura de los contenedores. Como es que se me ocurre que mi débil esperanza hara algo porque sea diferente.
Desde cuando el sueño de que el afán de riqueza no sea lo que prime en el modelo lo vi factible y hasta casi real. Desde cuando fue que convertí el sueño en lo que imagino como realidad.
Sin respuestas y sin salida, viene a mí este momento que se irá … de hecho, que ya se va… que me recuerda que a veces, por momentos… en espacios tan breves.. quiero sentir… soñar con otro mar… con montañas… con cabalgatas de sudor… con humedades y risas… me voy…se acabó el sueño que antecede al sueño…
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s